Este un sindróme que probablemente has sufrido

Es el miedo irracional a que tu entorno descubra que no eres merecedor/a del éxito que tienes. 

Síntomas del Síndrome del Impostor:

  • Sentimientos de incompetencia.
  • Dudar de tus habilidades.
  • Te cuesta recibir cumplidos.
  • Atribuyes tus éxitos a factores externos (suerte, casualidad, te ayudaron) y tus fracasos, a ti mismo/a. 
  • Miedo al fracaso.
  • Falta de expectativas positivas de futuros desempeños («nunca cambiaré»).
  • Lo logrado nunca es lo suficientemente bueno y el gusto del éxito dura demasiado poco.

Consecuencias

Algunas de las consecuencias son:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Comportamientos como procrastinación.
  • Baja Autoestima.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Malestares físicos: dolores de cabeza, malestares gástricos, tensiones corporales asociadas al estrés.
  • Dificultad para disfrutar de su trabajo.
  • No aceptar proyectos que impulsarán tu carrera
  • Burnout.
  • Incluso sueldos más bajos, mayor dificultad para encontrar nuevos empleos y menor grado de ayuda con colegas (según un estudio de 2016, realizado por la Universidad de Salzburgo, de Austria)

¿Es cierto que afecta más a mujeres?

Encontramos fuentes con opiniones diversas sobre si afecta más mujeres o si es equitativo, y decidimos charlar con nuestro Equipo de Empleabilidad para conocer su percepción del mercado TI.

Esto fue lo que dijeron:

“Sentimos que hay una sensación del síndrome del impostor más pronunciado en mujeres y sobre todo en mujeres TI, porque es un mundo que se ha pensado que es de hombres.

Los hombres requieren nuestro apoyo (del área de empleabilidad) principalmente por otras necesidades, como la falta de experiencia.

Pero las mujeres, suelen trabarse en el proceso de búsqueda laboral principalmente porque desconfían de sus capacidades y recursos.

Lo que hacemos es un recorrido por su carrera y lo que hicieron. Porque lo que tienen las mujeres es ser más multifuncionales en sus tareas. Y a veces no se dan cuenta.

CASO:

«Tuvimos el caso de una chica que llegó con 2 ofertas laborales:

  1. Era una oferta en donde habría un mentor de UX/UI por encima suyo.
  2. La otra, era para hacerse cargo del área entera.

La segunda era mejor paga.

Pero a ella le generaba tremenda angustia porque decía que debería rechazar la segunda oferta porque no iba a poder con eso.

Entonces agarré su CV y noté que ella en realidad había desarrollado muchas habilidades, incluso si no tenían que ver con el área TI.» – menciona Antonia Quintana, Psicóloga TI & Career Coach en Desafío Latam.

Por ejemplo: toma de responsabilidades, adaptabilidad a nuevos entornos, lidiar exitosamente con el cambio constante, capacitación permanente, etc.

«Y le comenté:

– Vas a poder, 100% te lo aseguro.»

«Finalmente tomó el mejor trabajo y hoy día ya le han ofrecido el (contrato) indefinido.«

Así que si crees que tienes el síndrome del impostor, debes saber que no estás sola/o , que es una mala pasada que te juega tu mente, analizar todo lo que puedes hacer (bien, no perfecto) y hablar con tus seres queridos del tema.

Para más información, puedes visitar este link: https://blog.desafiolatam.com/sindrome-del-impostor-y-mujeres-en-stem/