Ser docente bootcamp requiere de ciertas competencias específicas, pero ser docente bootcamp y en virtualidad merece reflexiones en torno a su rol en tiempos de pandemia.

Enseñar a través de una pantalla ha sido un desafío al que ningún docente se había expuesto de manera tan constante y por tan largo tiempo.

Ya es complejo poder entregar conocimientos, experiencias y generar un vínculo en presencialidad, hacerlo de manera virtual ha sido todo un logro para quienes lo han logrado.

Los docentes han debido modificar la manera en que enseñan, en que interactúan con los estudiantes y al mismo tiempo los estudiantes han debido ir confiando en que los protagonistas del aprendizaje son ellos.