Usados cada vez que queremos información nueva, los motores de búsqueda son la herramienta por excelencia para encontrar la página o sitio adecuado.

Estas herramientas funcionan leyendo la estructura y contenido en un sitios o página web para mostrar como resultado una coincidencia acorde a la cadena de texto buscada.

Pero esto no es más que sólo la base del funcionamiento de conexión de resultados óptimos. Hay que considerar que el contenido total disponible en la web crece a cada segundo y con esto, también se complejiza la búsqueda, por lo que los diferentes motores de búsqueda deben sofisticar sus mecanismos para ofrecer la información más adecuada a lo solicitado.

El Algoritmo de Google

Esto es algo que Google ha sabido hacer muy bien, ya que además de optimizar la lectura de contenido en los sitios, además ha implementado un sistema que considera también el tráfico, nivel de consultas y preferencia que tienen los mismos usuarios al acceder a páginas con resultados.

Dicho sistema, se reconoce popularmente como el algoritmo de Google, sin embargo, no es uno, sino una serie de éstos enfocado en diferentes aspectos. Algunos de ellos son:

  • El uso de palabras claves en la búsqueda
    • Densidad de los términos buscados en las páginas
  • La relevancia de las páginas en las que se busca información
  • La usabilidad y optimización de la construcción de las páginas
    • Correcta estructura semántica
    • Velocidad de carga del sitio.

La serie de algoritmos está en constante cambio y entrenamiento supervisados por especialistas que definen los lineamientos de los algoritmos de búsqueda.

Consideraciones para resultados

Este entrenamiento, más allá de evaluar las coincidencias de término, considera también aspectos cosméticos de las búsquedas, como palabras que tienen más de un significados, variantes ortográficas y hasta la diferenciación del tipo de consulta que usuarios y usuarias realizan. ¿Qué buscan con determinado enunciado? ¿Noticias del día? ¿Opinión pública? ¿Instrucciones o tutoriales?

Niveles de abstracción

Sí, Google ha desarrollado su sistema a tal nivel que puede determinar diferencias de consultas en base al historial de búsqueda de la gente.

Por ejemplo: “¿Cómo cambiar el foco? puede referirse al foco de una cámara fotográfica, a la bombilla de luz de un auto, o incluso más abstracto, el foco de una investigación.

Presencia Complementaria y objetivo de la inteligencia artificial.

Además del motor de búsqueda, google se fortalece con la presencia que tiene para todos los usuarios como herramienta inteligente funcional. Es el sistema operativo de muchos dispositivos, y la credencial preferida para el acceso a muchas plataformas y aplicaciones, registrando las preferencias de uso de todas estas para optimizar el proceso de coincidencias, no solo en nuestras búsquedas de información, sino también en otros aspectos, como recomendación de noticias o anuncios publicitarios.

Google hoy en día va más allá de la coincidencia de términos clave, su objetivo es que encontremos la información que particularmente cada [email protected] busca.

Share Button