Para dar un poco de contexto, mi nombre es Diego Arias, oriundo de la sexta región en específico de la comuna de Rengo para los que no lo conocen, es un pequeño pueblo al sur de Santiago, Chile. Para cuando terminé el colegio, 2005, me fui a vivir a Santiago para estudiar en la universidad. Siempre con ganas de hacer algo de impacto.

2013 fue el momento en que mi vida cambió y así luego la de miles más. Ese fue el año en que en yo, Diego Arias, en conjunto con Gonzalo Sánchez estábamos enfrentando un fracaso para algunos gigante, para nosotros un aprendizaje tremendo. Nuestra Startup de pedidos de comida online“Como En tu Casa”, en la cual habíamos dedicado casi 2 años completos trabajando cerca de 10 horas días de lunes a lunes y que por fin estaba en proceso de rentabilizar, tuvimos que terminarla… el detalle no importa, sin embargo el aprendizaje Sí.

Mucha gente como siempre creo pasa, en especial a veces familiares por querer lo mejor para uno, se nos acercaban y decían, “bueno, ahora es momento que encuentres un trabajo y así tengas un sueldo seguro”. Sin embargo, a pesar de tener un cierto dejo de tristeza, una startup es como hijo para uno, nos juntamos con Gonzalo, con objeto de mirar hacia adelante y rescatar aprendizajes. Esto quizás es algo trillado, pero cierto, emprender sin duda te da una aprendizaje de vida tremendo. Para no desviarme de la historia, el aprendizaje clave que tuvimos fue que dado el mundo tecnológico que cada vez se notaba más fuerte y que no sólo en Chile, sino en el mundo se estaba desencadenando esta fiebre por realizar startups, en específico construir productos de clase mundial en base a “escasos recursos” gente con computadores e internet.

Es así como a inicios del 2014, partimos con todo una nueva Startup “En1Mes” la cual su foco era poder empoderar las personas en poco tiempo, 1 mes, en programación para así darles una noción de como poder construir sus propias startups o al menos poder comunicarse con algún programador. Al poco tiempo, tras haber realizado varios cursos presenciales y online, nos dimos cuenta de tres cosas clave:

  1. La personas quieren conocimientos más profundos para ellos mismos poder desarrollar sus productos.
  2. El mercado está es un problema grave, las empresas no tienen gente para contratar en TI.
  3. Las universidades e institutos no están solucionando el problema.

Es así que con foco de inmediato en Latinoamérica, nos embarcamos en una nueva aventura la cual llamamos “Desafío Latam”. Siendo nuestro propósito la formación de talento profesional que el mercado latinoamericano fuertemente necesita para poder pasar sus economías de materias primas a economías de servicios.

Este logo se decidió con el objetivo de representar a través de los corchetes de programación que envuelven Latinoamérica; nuestro sueño de representar una región que se distinga por su tecnología.

*( Nada que ver con Latam Airlines, que en ese momento se llamaba Lan).

En cuanto a nuestra formación profesional, no la realizamos como institución tradicional regidos por currículum rígidos ni engorrosos de modificar, sino en base a simple demanda que HOY las empresas necesitan y esto a través de cursos en formatos intensivos de clases, bootcamps, en que se enseña de forma práctica lo justo y necesario para ya sea crees tu startups o entres a trabajar en una empresa como programador.

En nuestra búsqueda de realmente dejar una marca en Latinoamérica y revolucionar su educación, decidimos además fijar algunos valores, que más que cosas que sonaran bien o vendieran, fueran cosas que nos hicieran sentido. Es así que se fijó 3 valores:

  • Todos pueden: Hemos tenido alumnos de 11 a 82 años, que alguien diga que tú no puedes es mentira. Nosotros creemos que todos mientras tengan la motivación y esfuerzo, lo pueden lograr.
  • Innovación y emprendimiento: sin esto no estaríamos acá, y así creemos clave para todos potenciar la innovación y la creación de nuevos negocios. Por lo que potenciamos las actividades como hackathones, y sinergias con empresas en pro de aprendizaje práctico como de desarrollo de negocios personales.
  • Comunidad: ir a clases y no conocer a nadie, además de ser algo aburrido afecta  en los porcentajes de egreso, aprobación y además deja de lado habilidades blandas claves de trabajo en equipo. Es así que tanto en dinámicas de clases como fuera, tratamos de motivar a alumnos a  conocerse, juntarse a estudiar, organizar eventos, etc.

Día a día hemos vivido haciendo cambios, como buena startup, según aprendizajes que hemos tenido. Hoy, dado un cúmulo de cambios y reestructuraciones, queremos mostrarles una imagen distinta, porque nos sentimos distintos. Sentimos que a pesar de tener la misma misión, nuestra propuesta de valor es infinitamente mejor que la de un inicio, que ya era bien evaluada. Con todo el crecimiento que hemos enfrentado, más de 100% año a año en alumnos, de partir de 3 personas en el equipo a 25 personas full time; en total más de 100 personas entre los creadores de contenidos, auditores, y docentes, hemos podido desarrollar nuevas y mejores metodologías de aprendizaje, materiales de apoyo, procedimientos , plataformas de apoyo, etc… Por lo que queremos compartir con ustedes, una nueva imagen, un nuevo Desafío Latam. No tengan miedo, no va a cambiar su propósito, sino que va a mostrarles con más fuerzas y en más países, que esto está recién partiendo y vamos a pasar a ser la vía de cambio de millones de vidas, que además de mejorar su propia situación, van a contribuir a la de sus propios países.

Acá nuestra nueva imagen:

“¡¡VAMOS CON TODO, 2019!!”

 

 

Diego Arias

Director Ejecutivo Desafío Latam

Share Button

Emprendedor. Menos llanto y más acción! Por una Latino América que no dependa de rocas, construyendo talento digital @DesafioLatam