¿Qué dirías si las empresas del rubro tecnológico comienzan apostar por talento más que por el título universitario? Por diversas circunstancias puede que hayamos estudiado algo, pero que tengamos por ahí, oculta, una beta informática desconocida a la cual sacarle un provecho que asegurará un trabajo con futuro. Debes saberlo: hoy en día, para las empresas es más importante lo que haces, que lo que dices que puedes hacer.

Lo anunció Google ya hace un par de semanas: “El expediente académico no sirve para nada”. Obviamente esta afirmación dejó a muchos impactados, generando diversas opiniones o levantando cuestionamientos como ¿Entonces para qué estudiamos tantos años? Lo cierto es que este punto de vista está basado en la propia experiencia que han tenido los Recursos Humanos de los grandes informáticos.

Según Laszlo Bock, vicepresidente del área de RR.HH. Google, “lo que funciona bien son las entrevistas conductuales estructuradas, donde se tienen unos criterios establecidos de antemano para evaluar a las personas, sin dejar que el entrevistador saque su propia conclusión”. El proceso de selección de esta compañía dejó atrás el requisito de pedir brillantes expedientes académicos y puntuaciones elevadas en pruebas, ya que llegaron a la conclusión de que estas no predicen nada: “Hay equipos en los que el 14% de los miembros nunca han ido a la universidad”, señala Bock.

Muchos podrán tomar una actitud escéptica ante la noticia, pero las razones que dan los gigantes informáticos tienen sentido, es cosa de tomar aquellos casos en los que muchas veces el ejercicio de la profesión dista bastante de lo que ocurrió en el período universitario. La desconexión entre lo que se enseña en la universidad y el trabajo que se realiza en la compañía es uno de los argumentos más fuertes. Para Bock, “después de 2 o 3 años, tu habilidad para desempeñar tareas en Google no tiene ninguna relación con lo bueno que eras en la escuela, porque las habilidades que se piden en la universidad son muy diferentes”.

Lo más relevante, es que no solamente los grandes de Google han declarado esta nueva línea de contratación. Microsoft está siguiendo el mismo camino ya desde el 2013, cuando Bill Gates declaró que apostaría por la contratación basada en habilidades y no en títulos, de lo contrario se estaría pasando por alto a potenciales empleados cualificados que han preocupado por dominar un determinado campo sólo porque no han podido acceder a la universidad.

Tan sólida es esta idea, que incluso para Microsoft se ha canalizado una idea llamada “Proyecto Nuevas Opciones”, en la cual se destaca la existencia de una multitud de jóvenes autodidactas altamente cualificados que se quedan fuera de los procesos de selección por no tener título universitario, incluyendo que hasta existen licenciados que no hacen bien su trabajo, lo que repercute en una pérdida de activos para las empresas.

8176071002_c9d9ebeb22_k

¿Cuál es la clave en la apuesta de Gates? Principalmente, probar la valía del candidato. Por ello es que se refuerzan el desarrollo de habilidades y destrezas basadas en la contratación del candidato, demostrándose que sus habilidades sean las necesarias para desempeñar el empleo.

Y uno de los datos más duros del caso: la contratación basada en competencias es 5 veces más predictiva del éxito del trabajador que la contratación basada solamente en la titulación. Qué más da: Bill Gates creó un imperio sin haber terminado sus estudios universitarios, mientras que el caso también aplica para el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, y también para Steve Jobs, co-fundador de Apple, quienes abandonaron los estudios formales para crear sus empresas, arriesgándose propias capacidades.

Por otro lado, la multinacional Ernst and Young, también ha declarado, en el 2015, la eliminación de la clasificación de grado de sus criterios de ingreso, aludiendo a que no hay total evidencia de que el éxito de la universidad siempre se correlacione con el éxito en la vida posterior. Así es como la empresa de contabilidad se apropió de una mentalidad en la que se desea abrir oportunidades para las personas con talento, independiente de su origen. “Los títulos académicos todavía serán tenidos en cuenta (…) pero ya no serán una barrera para conseguir un puesto”, dijo Maggie Stilwell, socia directora de EY, donde ya se están utilizando evaluaciones en línea para determinar el potencial de los solicitantes.

Una de la razones del factor común en la valoración de talentos en el ámbito informático, proviene justamente de la escasez de competencias digitales de jóvenes, que es lo que las empresas buscan actualmente. Esta misma sequía de capacidades impulsa la búsqueda de talentos más que títulos, en un mundo que se desarrolla continuamente a partir de la tecnología y la red.

Francisco Ruiz Antón es el director de Políticas Públicas y Relaciones Institucionales de Google España y Portugal y propone que existen carencias, pero no falta de interés. La economía se está transformando en digital y la Unión Europea ha declarado que hasta 2020 se generarán 900.000 puestos de trabajo asociados a la economía digital que no podrán cubrirse (marketing digital, analítica de datos, comercio electrónico, etc), siendo la programación uno de los campos donde se requieren más profesionales.

¿Conclusiones?  Para las empresas que aún no se suman a contratar por habilidades, hagan la prueba y vean los resultados ustedes mismos.

Para ti que quieres tener una carrera exitosa, más que preocuparte en obtener títulos y certificados, debes preocuparte en el aprendizaje real y obtener habilidades que te ayuden a potenciar tu carrera. Muchas personas se inscriben a estudiar carreras, en las que más que aprender se preocupan de pasar como sea para obtener un título sin importarles a ellos mismo el aprendizaje y esto las empresas lo están notando, por lo que más que importarles que les digas que sabes, ellos quieren saber que es lo has hecho para así saber lo que realmente puedes hacer. Por lo que como consejo, preocúpate en crear habilidades que potencien tu carrera y más que obtener títulos cada vez que estudies algo, preocúpate realmente en aprender e ir forjando habilidades prácticas que pongas en acción.

¿Y tú? ¿Crees ser capaz de desempeñarte en el área informática sin título? ¿Qué piensas de esta nueva condición de las grandes empresas tecnológicas para la contratación?    

Fotografías por hackNY.orgsvetlinnikolaev.

Share Button