Un bootcamp es un período de tiempo en el que te entrenas en una disciplina específica. En este caso, estamos insertos en el mundo de la programación y el desarrollo.

Si estás leyendo este artículo, tal vez sea porque eres un emprendedor y, generalmente cuando comienzas, buscas ahorrar costos o fortalecerte a ti mismo con conocimientos para dirigir tu idea en primera persona. Esa es la principal razón por la que siempre será provechoso participar en uno de estos: la autosuficiencia, o no requerir de subcontratar el servicio porque, aunque no lo creas, tú mismo podrías ser capaz de cubrirlo y hacerlo.

Una instancia como esta no te dará el título de programador, pero sí te entregará una visión práctica e inmediata de lo que debes saber de manera justa y necesaria para emprender. Seguramente tu idea tendrá un sitio web asociado, una plataforma donde vender, informar o donde simplemente dar a conocer qué fue lo que se te ocurrió. Pero además de eso, vas a querer crear nuevos productos asociados a las nuevas tecnologías que te abrirán las puertas a nuevas oportunidades de negocios. Educarte en el área de la programación será la solución a aquella necesidad.

Esto ya no se trata de obtener un empleo relacionado al campo, si no que tiene que ver completamente con la iniciativa propia y complementaria de lo que básicamente un emprendedor del 2015 debe conocer para destacar por sobre la competencia.

Esta experiencia será especialmente enriquecedora: también se trata de trabajar codo a codo con expertos que están dedicados a enseñar de forma particular y apasionada de manera entretenida, impidiendo que las ideas se dispersen o se vayan. Todo se hará en un tiempo acotado, por lo que los conocimientos se condensarán y no se perderá el tiempo en temas que estarán de más para lograr el principal objetivo: absorber conocimientos para el surgimiento de una pequeña o mediana empresa en desarrollo.

Ahora, si lo que buscas como programador o desarrollador es destacar entre todos, un bootcamp te potenciará tanto que asegurará tu mayor potencialidad como profesional.

Otro de los factores que motivan la realización de un bootcamp, es la rapidez con la que avanza la tecnología. Puedes salir un año de una carrera relacionado a este ámbito, pero todo se actualiza. Los bootcamp son una opción para no quedarse atrás, pues traen la información actualizada y condensada: lo que debes saber para quedar al día.

Pero hay más: si ya tienes una empresa en una posición mayormente consolidada y estás leyendo esto ¿Qué tal una inversión en conocimientos para los que trabajan contigo? Siempre que se considere educar en un tema específico a trabajadores, ésta será un opción en el área. Esto, sobre todo si se quiere considerar una tutoría técnica.

Y ahora ¿Ya te estás convenciendo de entrar al Desafío Latam?

Fuentes: El Referente e Ironhack

Share Button

Director de DesafíoLatam. Ingeniero Civil Informático de la Universidad Federico Santa María. Emprendedor lean, dedicado al desarrollo de una mejor web con ruby on rails. Fanático de los números y las métricas, la música y la fotografía.