Define un objetivo. ¿Qué es lo que quieres aprender?

A la hora de estudiar es bueno encontrar tu motivación ¿Por qué quieres aprenderlo? Puede ser que el tema te apasione, sea tu hobby, o puede ser que sea parte de un trabajo o de una asignación.

Cuando lo que quieres aprender es de tu agrado es mucho más fácil, pero ¿Qué hacer si es una asignación que no te motiva? La primero es enfrentarse a esa pregunta ¿Qué hay detrás de todo esto que me podría motivar? ¿Qué pasaría conmigo si aprendo esto? Encontrar las motivaciones te ayudará a hacerlo más fácil, especialmente si formas hábitos de estudios.

Estudiar no es un castigo, descansar y comer no son premios.

Una práctica común de estudio es darse premios por objetivos cumplidos, el problema de esto es que la motivación del estudio se convierte en una fuerza extrínseca.

Aprender es un objetivo por si mismo, ir a la cama sabiendo que aprendiste algo nuevo que puedes usar en tu vida tiene mucho valor, y con el tiempo hará una gran diferencia.

Lleva un registro de lo aprendido, puede ser un diario de vida, un cuaderno, o un nota en tu computador, observa como va creciendo esa lista día a día.

Los resultados no son inmediatos.

Con el tiempo afinarás el radar de cuanto puedes aprender en una hora, pero en una etapa inicial es difícil calcularlo, es normal querer aprender mucho en poco rato pero eso puede ser hasta contraproducente o frustrante, una hora es apenas suficiente para poder repetir un proceso sin mucha complejidad. Por lo mismo deja tiempo para estudiar.

Busca el círculo virtuoso.

El círculo virtuoso se logra cuando puedes hacer algo que te realice con lo aprendido, por ejemplo si estas aprendiendo a tocar un instrumento logras improvisar, o sacar una canción de oído, si estas aprendiendo a programar puede ser el caso donde abordas un proyecto propio por gusto.

La importancia de lograr entrar en este círculo es que disfrutarás aprendiendo, vas a querer crear cosas nuevas y para eso tendrás que aprender mas y así sucesivamente paso a paso te convertirás en un experto.

Estudiar no consiste en leer o ver contenido de forma pasiva.

Leer, ver, escuchar pasivamente son la primera fase del estudio, pero el aprendizaje se logra en el momento en que uno puede hacer. Por ejemplo si ves un video sobre como cocinar una receta, puede ser que retengas el proceso, pero en el momento de implementar van a salir dudas, pasa lo mismo con cualquier campo de estudio. La práctica hace al maestro.

Dormir bien.

Para evitar las distracciones y aprender más rápido es necesario descansar, es recomendable dormir alrededor de 8 horas, estar descansado te ayudará a evitar distracciones.

Define un horario.

Tener un horario tiene dos ventajas importantes, primero genera un hábito y en segundo lugar te ayuda a evitar interrupciones, cuando ya tengas el hábito formado las personas que pueden contactarte sabrán que no pueden interrumpirte en esas horas en específico.

Si compartes espacios con otras personas, lo mejor es tener un horario, dejarlo claro para evitar cualquier tipo de interrupciones innecesaria.

Descansa fuera del computador.

Sale a la terraza, mira el vacío, respira, cuenta hasta 10 o 100, deja tu cerebro divagar entre ideas.

Explícalo con tus propias palabras.

Anota los términos que vas aprendiendo junto con sus definiciones. Luego construye un mapa de ideas para ver como están conectadas esas definiciones.

Enseñar.

No te dejes las definiciones para ti mismo, compártelas, enseña a otros, algunas cosas que asumiste te serán cuestionadas y de esta forma encontrarás tus puntos débiles y podrás reforzarlo.

Encuentra un mentor o una comunidad de apoyo.

Encontrar alguien que te ayude y guíe acelera mucho el proceso de aprendizaje, no es necesario que el mentor sea una persona en específico, puede ser una comunidad. Existen muchas comunidades, en la página de meetups podrías encontrar alguna para lo que te interese aprender https://www.meetup.com/ también puedes probar en grupos de facebook.

Evita las distracciones.

Una interrupción no solo cuesta el tiempo de interrupción, volver a recuperar la concentración y el flujo de trabajo puede demorar varios minutos hasta horas.

Apaga el teléfono.

Hay estudios que dicen que solo tener tu teléfono móvil cerca tuyo te hace menos inteligente, si bien esto podría no ser cierto, las distracciones resultarán en un aumento de tu tiempo de estudio.

Apaga el ruido.

Existen diversas formas de opacar el ruido de fondo, puedes ocupar tapones para los oídos, música o alguna herramienta como https://coffitivity.com/

Dentro de los tipos de música pueden ayudar los sountracks de películas de suspenso o de video juegos, están diseñados especialmente para mejorar la concentración. En youtube hay varios sountracks en versiones extendidas de hasta 10 horas.

En todo caso no es necesario escoger nada especial, basta algo que te ponga cómodo y no te distraiga, hay personas que prefieren escuchar música sin letras y otras que se concentran escuchando merengue.

Apaga la televisión.

Evita el ruido de fondo, cualquier distracción, ruido fuerte te va a desconcentrar, si necesitas opacar otros ruidos de fondos

En lo posible sácala de tu pieza, un programa de televisión tiene 2/3 de contenido y 1/3 de publicidad, (en el mejor de los casos) y un programa en prime time puede tener mucho mas, en 8 horas de televisión puedes ver fácilmente 2 a 3 horas de publicidad.

Evita las redes sociales y otras aplicaciones adictivas.

Las redes sociales son especialmente eficientes a la hora de capturar tu atención, hay psicólogos expertos que trabajan construyendo perfiles y ven como pueden manipularlos para mantenerlos el mayor tiempo posible, tu tiempo y tu atención son su negocio.

Sucede los mismos con algunos juegos de video, incluso algunos se autopromocionan como adictivos. No necesitas elementos adictivos en tu vida, necesitas el tiempo para poder enfocarlo en tus objetivos.

Quiero dejar claro que esto no quiere decir que no puedes jugar juegos o ocupar redes sociales, solo que tienes que estar conscientes en el impuesto que estas ponen sobre tu disponibilidad de tiempo para lograr tus metas.

Aquí hay varios trucos potenciales que pueden ayudarte.

  1. Si puedes estudiar sin estar conectado a internet (dispones de todo el material offline, ya sea en libros, videos, etc) desconéctate.
  2. Si necesitas estar en línea entonces cierra la sesión de Facebook, Instagram o cualquier red social que ocupes habitualmente, de esta forma cuando intentes meterte inconscientemente y veas el login tendrás tiempo de reaccionar y cerrar la página antes de engancharte.
  3. No te subscribas a notificaciones de páginas, evita las interrupciones de cualquier tipo.
Share Button

Director de DesafíoLatam. Ingeniero Civil Informático de la Universidad Federico Santa María. Emprendedor lean, dedicado al desarrollo de una mejor web con ruby on rails. Fanático de los números y las métricas, la música y la fotografía.