La programación es un poder. Poseer este tipo de conocimientos no sólo puede abrir muchas puertas laborales, si no que también potencia características que no hubieses imaginado: creatividad, pensamiento crítico-lógico y resolución de problemas complejos.

No importa si tu hij@ en desea ser ingeniero o artista: aprender programación brinda herramientas que podrían ayudarlo en cualquier campo del aprendizaje y de la profesionalidad.

A continuación te dejamos con 10 razones por las que tus hijos, hermanos pequeños, sobrinos, o cualquier niña o niño, debiese aprender programación desde temprana edad.

1. Aprender programación es empoderarse

Cuando los niños aprenden a desarrollar, la actividad les otorga la oportunidad de expresar creatividad e imaginación en todo su esplendor. Por un lado, la capacidad de controlar un sistema computacional ya puede resultar apasionante y, por otro lado, deben desenvolverse en la resolución de problemas que se les pueden presentar, sabiendo que lograrán un resultado tan satisfactorio como cuando ganan en un juego de vídeo, pero en un contexto mucho más real y útil para el futuro.

2. Enseña a pensar

Steve Jobs alguna vez dijo que todos debiesen aprender a programar una computadora para aprender a pensar. Y es cierto: resolver enigmas sobre la codificación y descifrar la mejor manera de llevar a cabo una tarea de desarrollo, remueve y ejercita los pensamientos mentales para llegar a conclusiones que ayudarán a darle resolución a algún problema. Y como bien sabemos: una mente ejercitada es una mente activa para todas las tareas de la vida ¡Programar desarrolla el pensamiento para cambiar el mundo a través de una de sus herramientas más potentes!

3. La codificación también es alfabetización tecnológica

Probablemente todos los niños menores de 10 que te rodean ya saben ocupar un teléfono o un computador. Pero ocupar Google como fuente de información para hacer las tareas, y el uso de otras herramientas de entretención como las redes sociales son algo que desde hoy son básicas en la juventud. Pero hay que ir más allá: es importante saber programar porque es de esas cosas de la tecnología que se valoran mucho más en el mundo profesional: se trata de entender en qué se basa y en cómo llegar a hacer cada web por la que navegamos o cada programa que ocupamos. Lo importante es no quedarse en el qué, si no en el cómo; no quedarse en el nivel de usuario, si no en el de creador.

4. Es como aprender otro idioma

Las misma atención que se debe desarrollar para aprender otro idioma, es la que se necesita para codificar. Puede ser inclusive más fácil, ya que no tienes que hablarlo fluidamente, pero sí escribirlo y, por sobre todo, desarrollarlo. Unir ideas traducidas al código es una habilidad importante que un niño puede desarrollar para experimentar soluciones con su mente y aprehender información que le abrirá las puertas del mundo. Definitivamente saber de programación es una características que resultará con creces en cualquier currículum.

5. Se complementa con los beneficios del aprendizaje temprano

Es una realidad que los niños son como las esponjas: absorben todo lo que escuchan por ahí. Esa facilidad para aprehender todo lo que oyen o ven, debe ser aprovechada de la mejor manera. Es bueno desarrollar las habilidades musicales, lectoras y creativas; por otro lado, la programación funciona perfecto como complemento para todo aprendizaje involucrado en la etapa escolar. Tal como los estudios lo indican: si los niños pueden aprender varios idiomas al mismo tiempo, este será uno más en la lista de los aprendidos que los convertirá en una bomba de conocimiento.

15198147976_fc2051a4d5_k

6. Los niños definitivamente alcanzan un nivel más avanzado en cuanto a conocimientos

Cuando son capaces de aprender programación, los niños tomarán ventaja de ello. Se notará en diferentes retos con los que tendrán que lidiar en el colegio o la universidad: te lo agradecerán. Estar un paso más adelante no solamente les facilita el escenario, si no que también les permite destacarse: no es que basemos la vida en competitividad, pero definitivamente será un factor más que podrán demostrar en la vida laboral, por ejemplo ¡Que programar sea tan importante como tener una buena base de inglés!

7. Capacidad y confianza

Una de las grandes deficiencias psicológicas de los adultos de hoy es la inseguridad que demuestran en varios aspectos de la vida laboral y hasta personal. Creerse el cuento es algo que a varios les cuesta, por lo que demostrar y practicar la creencia en sí mismo es fundamental a la hora de desarrollarse como ser humano. Demostrar seguridad y confianza en cada tarea, es uno de los factores a considerar en muchos trabajos que actualmente buscan rasgos que permitan ir descartando entre decenas de postulantes que puede haber para un mismo trabajo. Así es como la programación es una de esas habilidades que, si se aprende paralelamente a la formación de una persona, ayudará con el aprendizaje de la confianza que se debe tener para decir: sí, soy capaz de hacerlo.

8. La creatividad se expandirá

Tal como dice Mark Pincus, CEO y Fundador de Zynga: “Cada estudiante merece la oportunidad de aprender programación de computadoras. La Codificación puede desbloquear la creatividad y abrir las puertas para toda una generación de estudiantes. Necesitamos más programadores, no sólo en la industria de la tecnología, sino en todos los sectores”. Así es como, al ser el niño un creador y no un usuario, la autonomía y capacidad de decisión que puede generar, le ayuda a expandir su visión para sentirse como un científico, pero del código.

9. Es una preparación para el futuro

Después de todas las razones anteriores ¿Cómo podría no ser este un excelente aliciente para resaltar en el futuro? Buscando las mejores maneras para desarrollarse en el mundo de hoy, esta opción da un check a esos conocimientos que son un DEBER en el mundo laboral del hoy. No hay nada que perder, mucho que ganar.

10. Programar: Una habilidad necesaria para la época en que vivimos

En un mundo donde las oportunidades se están dando todavía más para quienes son capaces de encontrar la manera más efectiva de mejorar la calidad de vida de las personas a través de la tecnología, la programación se convierte en una puerta de entrada para desarrollar este tipo de ideas con más facilidad. No importa si un niño decide ser doctor, artista o psicólogo a la hora de pensar qué hará con su vida: siempre hay una manera de potenciar una carrera con habilidades de programación: una aplicación llevada a la profesión, un proyecto tecnológico, la aptitud para postular a una incubadora de negocios.

Las oportunidades son muchas, y está claro: aprender a desarrollar significa NADA QUE PERDER, MUCHO QUE GANAR. Piénsalo, y únete a la revolución donde el futuro es tecnología.

4498817330_cf63673193_o

Fotografías por Tim & Selena MiddletonDonnie Ray Jones y Steven Depolo.

Share Button