Está comprobado: la diversidad en el lugar de trabajo nos hace más inteligentes y nos empuja a innovar. Una primera razón para considerar que la participación del mundo femenino en los emprendimientos es un factor que debemos destacar, sobre todo pensando en que la realidad, es que el rol de la mujer empoderada de una empresa es lento. Datos han reportado que el 71% de los empleados en las principales compañías de tecnología siguen siendo hombres, mientras que sólo el 29% de los empleados son mujeres.

Pero a pesar de que la cantidad de mujeres liderando startups sigue siendo baja, es necesario tomar en cuenta el impacto que generan las mujeres que se han atrevido al emprendimiento. Serán las menos, pero sí que hay calidad.