El 2019 partió con una novedad para los usuarios de Github y es que recientemente se les anunció que podrían acceder a una cantidad ilimitada de repositorios privados, alejando rápidamente algunas de las teorías de aquellos que pensaban que tras la compra de Github por parte de Microsoft tendríamos un retroceso radical en la política del uso de éste servicio. Hasta el momento, el escenario parece provechoso pero, ¿Es todo tan perfecto como parece?

Share Button