12309523396_a783883c42_k

En el mercado de hoy, y por sobre todo al momento de una entrevista laboral, puede que un diseñador se enfrente a preguntas tales como “¿Tienes conocimientos sobre programación?”. Obviamente dependerá de lo que esté buscando la empresa, pero la pregunta sí existe, y muchos diseñadores sí se enfrentan a ella.

Si bien es cierto no siempre los diseñadores deben saber acerca de códigos y desarrollo web, porque el diseño es otra cosa muy diferente, puede que sí sea un plus. Programar es otro camino del diseño, y más que nada un complemento.

Bueno, si eres diseñador y crees que la programación es algo con lo cuál no te quieres llegar a vincular jamás, probablemente no sea necesario que sigas leyendo este artículo. Si crees que sí es relevante, sepas de desarrollo o no, mejor sigue leyendo.

Para asegurar el éxito como diseñador que se complementa con la programación, es fundamental saber cómo se construyen los sitios web, conocer cómo funciona el código y las limitaciones que pueden surgir. El 50% del diseño es estético, pero el otro 50% es sobre funcionalidad de la web, es decir, el código.

Pero ahora, vamos a separar las cosas: una cosa es el código y otra cosa programar. No te asustes: no es necesario programar, pero más fundamental para demostrar tus conocimientos es tener una noción certera y más profunda del código. Tal como señala Jennie Keinard, Directora de Arte de Uplifted: “Una gran analogía que uso es que como arquitecto, necesito saber qué materiales de construcción debo utilizar y cuáles son sus propiedades con el fin de diseñar un edificio funcional y hermoso, pero no tengo por qué saber cómo poner los ladrillos“. Sin embargo, ir más allá de eso se hace cada vez más relevante.

HTML, CSS y JavaScript: lo esencial. Y si pensamos en clientes, programar es una habilidad que no sólo los ayuda a ellos, sino que igualmente ayuda a los diseñadores a comunicarse mejor con los desarrolladores, momento en el que surge un intercambio de puntos de vista que abre paso a mejores ideas, trabajos y resultados. El mundo tecnológico evoluciona de manera tan potente, que es una necesidad principal que la comunicación sea sólida. Incluso, ello da paso a que diseñadores se permitan crear guías de estilo para proyectos grandes, ayudando así a los mismos desarrolladores. Saber código realza este entendimiento y eso se refleja en webs que poseen tanto un diseño grandioso como un código perfeccionados.

Puede que por ahora no se requiera diseñadores expertos en programación, pero son cada vez más los que se están insertando en este mundo, y sólo decimos: no te quedes atrás. Aunque no sea un requisito, sí considera que puede ser un aspecto que sacará tu CV a colación en el momento de la selección.

Piénsalo. Unirse al mundo de la programación puede ser un hermoso y ventajoso desafío (;

Artículo basado en “How much code do designers need to know?

Share Button