El 2019 partió con una novedad para los usuarios de Github y es que recientemente se les anunció que podrían acceder a una cantidad ilimitada de repositorios privados, alejando rápidamente algunas de las teorías de aquellos que pensaban que tras la compra de Github por parte de Microsoft tendríamos un retroceso radical en la política del uso de éste servicio. Hasta el momento, el escenario parece provechoso pero, ¿Es todo tan perfecto como parece?

Limitaciones del servicio Github Free

Hasta la fecha, la posibilidad de tener repositorios privados ilimitados estaba restringida a los usuarios de pago y, a pesar de que otros servicios como Gitlab y Bitbucket contaban ya desde hace un tiempo con una medida similar a la que está adoptando ahora Github, es una novedad que se agradece, sin embargo este nuevo cambio sólo permite que 3 colaboradores puedan trabajar en un mismo repositorio.

El cambio en el número de colaboradores sólo afecta a la versión Free y sus repositorios privados, ya que los repositorios públicos seguirían igual que siempre, de forma gratuita y con colaboradores ilimitados. Además, se unirán el antiguo Enterprise Cloud y Enterprise Server bajo el nombre de Github Enterprise con un solo precio.

En definitiva, es un cambio positivo (quizá no muy bien visto para los equipos grandes de desarrollo) pero que tendrá contentos a los desarrolladores y sus proyectos individuales, como también a los equipos pequeños y los usuarios de la versión gratuita.

Share Button