Luego de un fuerte atentado terrorista ocurrido el pasado diciembre de 2015 en Estados Unidos, el FBI ha solicitado a Apple que desbloquee el aparato celular que uno de los implicados tenía en su poder. Frente a ello, la compañía tecnológica decidió exponer la situación mediáticamente para transparentar la petición del FBI y declarar que ello significaría un peligroso precedente, y una línea roja que jamás tendría que ser cruzada. Nos queda, entonces, reflexionar acerca del respeto que las empresas tecnológicas poseen en cuanto a la privacidad de sus usuarios.

Share Button